23

Agotamiento Sagrado

AGOTAMIENTO SAGRADO
¡Tu agotamiento se honra a sí mismo! No te apresures a asignarle alguna patología, o a hacerlo desaparecer, porque puede contener gran inteligencia, e incluso, medicina.
Has emprendido un largo viaje desde las estrellas, amigo. Haz una reverencia a tu agotamiento ahora; deja de luchar contra él.
No hay ninguna vergüenza en admitir que ya no puedes seguir adelante. Incluso los más valientes necesitan descansar.
Porque hay toda una aventura por delante. Y necesitarás de todos tus recursos.
Ven, siéntate frente al fuego de la Presencia. Deja que el cuerpo se relaje; déjate caer en el silencio aquí. Olvídate de mañana, no te preocupes por el recorrido que falta, y sumérgete en la calidez de esta noche.
Cada gran aventura está nutrida por el descanso que hay en su corazón.
Tu agotamiento es noble, amigo, y contiene poder sanador… si tan sólo lo escuchas…
– Jeff Foster
—————————————–

Creo que todos hemos pasado en algún momento de nuestra vida por algo así, una época en la que día tras día te levantas sin fuerzas, y buscas algo dentro que te de alguna razón para salir de la cama y encuentras sólo negrura. En mi caso sí, y la última relativamente reciente. Me hubiera encantado que este texto hubiese llegado a mí, en ese momento y, aunque tuve suerte y pude llegar a la misma conclusión, antes de llegar aquí me retorcí un tiempito, intentando salir, forzar, intentando controlar el proceso, la energía, la vida. 
En la siguiente muda de piel ya tendré la lección aprendida y simplemente la dejaré hacer, confiando en la sabiduría que subyace a todos los procesos universales. 
Y tendré negrura, imagino, pero también paz. 
Muy buen día! 
Marta
y comparto también este otro texto de Jeff Foster que me apasiona
Cuando estés llorando, amigo, 
Olvida por qué estás llorando,
Y sólo deja que las lágrimas fluyan. 
Cuando te estés riendo, 
Olvida la razón para reír, 
Y ríe de todos modos. 
Cuando estés enojado, 
Sólo por un momento 
Olvida lo que te hizo enojar, 
Y honra – incluso celebra – las crudas, ardientes, punzantes sensaciones en tu cuerpo. 
Acércate un poco más. 
Estate presente. 
Honra lo que está vivo en ti. 
Deja que todas las poderosas energías se muevan sin una historia, sin culpa, sin juicio, sin resistencia. 
(También permite la resistencia, si es lo que está vivo en ti.) 
Conócete a ti mismo como la vida – 
El espacio incondicional para todo. 

– Jeff Foster

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.